CUANDO TE ATACAN

(Romanos 8:31) “¿Qué pues diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿Quién contra nosotros?”

“El enemigo no estaría atacando con tanta fuerza si no supiera que estas a punto de obtener tu victoria”

Esto va para aquellos que están pasando por horas, quizá días incluso semanas muy difíciles. La razón por la que la presión se incrementa sobre tu vida es porque estas a punto de alcanzar tu victoria.

Lo que en este día más querrá el diablo es que no tengas a Dios de tu lado, por ello te costará orar, te costará mantenerte firme y decir “NOOO” a las tentaciones, por ello será una verdadera lucha leer Su palabra, o hacer algo para El

¿Cuál es tu verdadero deseo?

Porque si de verdad deseas empezar a vivir de lleno con Dios tendrás que ser valiente y determinado para que a pesar de las dificultades, limitaciones, adversidades y problemas que vengan en este día vos seas de los valientes decididos que levantan su voz y empiezan a hablar con Dios y entregarle este día, las decisiones que tendrás que tomar, las actividades que deberás enfrentan, los sueños que tenes para conquistar.

Si no tenes ataques deberías preocuparte, porque quizá el enemigo no te borró aún de su lista, seguís estando entre aquellos que no se volvió radical y decidido por Dios, en ese caso

¿Qué estas esperando?

Si llegas a poner a Dios de tu lado no hay quién pueda hacerte frente. Pero para ello deberás pagar un precio, y ese precio consiste en cerrar ahora este libro, cerrar tus ojos y empezar a hablar con Dios. No repitas las mismas palabras de siempre, decile a Dios con sinceridad las cosas que en este momento estas pasando y debes enfrentar.