DAR LO QUE ME PIDE

Salmo 29:1-2 “Tributad a Jehová, oh hijos de los poderosos, dad a Jehová la gloria y el poder. Dad a Jehová la gloria debida a su nombre; Adorad a Jehová en la hermosura de su santidad”

¿Qué menciona en cada uno de estos versículos? “Dad a Jehová la gloria”, en uno agrega y el poder, en el otro la gloria debida a su nombre.
Gloria significa: fama, honor, esplendor, buena reputación, gran gozo, gusto o placer.
Es decir que nos esta hablando de dar a Jehová toda fama, honor, esplendor, buena reputación. Si ven eso en nosotros ¿de quien proviene? De Dios. El quiere la gloria. El no comparte su gloria. Cuidado con querer llevar su gloria.
El lo deja bien en claro en Isaías 43:7 “todos los llamados de mi nombre; para gloria mia los he creado, los forme y los hice”.
Dios te creo, formo e hizo para Su gloria. Vos con lo que haces en el día a día deberías dar gloria a Dios con eso

1. ¿Qué implica darle el poder?
Poder significa: autoridad, derecho, potestad sobre alguien o algo, controlar, tomar la decisión.
En el pasaje que leímos el Señor pedía que le demos el poder. ¿Se lo diste sobre tu vida?
1 Pedro 4:11 “Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amen”
No sigas jugando con el poder, no sigas queriendo retenerlo para vos, dáselo a quien te permite tenerlo aquí en la tierra.
-Poder sobre tu vida, poder sobre tu matrimonio, poder sobre tus hijos, emprendimientos. No pierdas mas tiempo y dáselo hoy.

2. ¿Cuál sería la gloria debida a su nombre?
Dijimos que gloria significa fama, honor, buena reputación… ¿Das fama a su nombre?
Filipenses 2:9-11 “Por lo cual Dios también lo exalto hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre”.
¿Te das cuenta que todos estos pasajes hablan de lo mismo? Dar gloria a Dios…

La gloria debida a su nombre… que es nombre sobre todo nombre. Es decir, que el nombre que sea te invoquen es inferior al nombre del Dios Todopoderoso!
Dar gloria debida a su nombre es entender que implica doblar toda rodilla… Muestra rendición, es bajarme todo lo que puedo reconociendo que El esta por encima, que el se lo merece.
Dar gloria debida a su nombre implica que tu lengua empiece a confesar que Jesucristo es el Señor. Si no confesas eso no le estas dando gloria a Dios. Vos y yo tenemos que hablar a otros de El.
#Muchos se avergüenzan de decir que asisten a una iglesia.
#Muchos se avergüenzan de que se les vincule con Cristo de alguna manera.
Vergüenza debería darles estar en el lugar correcto y no haber aprendido lo que es correcto.
Vergüenza debería darles estar en el lugar donde su presencia desciende y no haber sido llenos de ella, porque es una promesa para todos, y Dios no hace acepción de personas. Pero El no tiene la culpa si no estas dispuesto a darte por completo a El.

Limitar a Dios es no darle la Gloria debida a su nombre.
¿estas dando la gloria debida a su nombre?

3. “Gloria debida…”
Nos habla de que es una deuda. Es del verbo deber.
-Vos y yo tenemos una deuda con quien nos creo y formo. Aquí en la tierra deberíamos honrar a nuestros padres, que tu mama te aguante en la panza 9 meses no es cualquier cosa, que hayan pagado tu alimentación, vestimenta, estudio… hay una deuda. Que seamos mal agradecidos esta mal.
#Lo triste es que hay personas mal agradecidas con Dios también. El te salvo, te restauró, te posicionó y vos?
El te llamo cuando nadie te llamaba, el te perdono lo que nadie te perdonaba.
El derramó su sangre por nosotros…

Pero para muchos al parecer porque no aparece en inforcomf esa deuda no reaccionan. Espero no les sea tarde.
A Dios le corresponde que des el poder, que des la gloria que se merece su nombre.
Basta de ser mal agradecidos con Dios! Empecemos a pagar nuestras deudas para con el.
No le diste tiempo, dáselo
No le diste tus diezmos, dáselos
No le diste el lugar que se gano, dale el lugar, el primer lugar
No le diste atención, no vuelvas a no hacerlo.

CONCLUSIÓN:
Apocalipsis 19:1 “Después de esto oí una gran voz de gran multitud en el cielo, que decía: ¡Aleluya! Salvación y honra y gloria y poder son del Señor Dios nuestro”
En el cielo ya están haciendo lo que se nos pide que hagamos aquí en la tierra.
Este es el error que mucha gente continua haciendo, priorizar lo terrenal y no lo eternal.
Lo terrenal se desvanece, se esfuma, se va! Solo queda lo eternal.
Por 60,70,80 o 100 años pensas echar a perder toda una eternidad?