DEJATE GOBERNAR

(Jeremías 29:11) “Solo yo sé los planes que tengo para ustedes. Son planes para su bien, y no para su mal, para que tengan un futuro lleno de esperanza”.

 “En lugar de dejarte gobernar por las circunstancias de nacimiento, o las limitaciones de tu historia. Dejate gobernar por los planes que Dios tiene para contigo”.

Son frecuentes los comentarios que se escuchan diciendo cosas como “a mi nadie me va a decir que hacer”, “a mi no me maneja nadie”, “que no se metan conmigo porque ahí van a ver”, ¿ya escuchaste alguno de esos? ¿ya los dijiste alguna vez? Pero lo cierto es que al mirar fría e imparcialmente las cosas por algo o alguien somos gobernados, a veces por las circunstancias de la vida que pudieron ser buenas o malas, otras por las limitaciones que tenemos a veces de recursos financieros, otras de capacidad.

¿Te imaginas siendo gobernado por Dios?

Quieras reconocerlo o no, El gobierna el mundo, no hay absolutamente nada que se le escapa o pasa por desapercibido. Es muy amplio cuando hablamos de todo el mundo, por ello hablemos de vos y de mi, porque o nos dejamos gobernar por Dios para llegar a todos esos planes buenos que tiene con nuestra vida, o seremos gobernados por su enemigo (el diablo), y allí siempre llevamos las de perder, es más no hay una sola vez donde el diablo vence a Dios, y tampoco lo existirá eso. Esto es tan crudo como te lo acabo de decir, o somos gobernados por Dios o por el diablo.

¿Quién gobierna tu vida?

Es una pregunta fundamental que debes responder, no solo por lo que ello trae para tu presente, sino especialmente porque determina donde pasarás el futuro.

Mi sugerencia, dejate gobernar por Dios, sus planes son maravillosos e increíbles, y lo mejor, estas incluido en ellos. Se por experiencia propia que no hay mejor recompensa en la vida que la de descubrir el propósito de Dios y permitir que El nutra tu visión y rumbo de vida.