DETERMINADO

Estoy realmente convencido de que lo que hacemos en esta vida importa, y que el tiempo es nuestro bien mas precioso. Es en cierto modo frustrante cuando lo pensamos. Si esta vida importa tanto, parece injusto que no tengamos una vida de calentamiento para prepararnos para la verdadera. No hay carreras de prueba. En ese sentido, la vida no nos permite repeticiones. Cuando hayamos dado nuestro último aliento, nuestras historias abran quedado escritas.

La urgencia puede ser alimentada por muchas cosas: pasión, convicción, incluso compasión.

El cambio que ocurre cuando te niegas a permanecer o a ser definido por el promedio llega cuando cruzas una línea que otros considerarían locura. Aunque todos a tu alrededor dicen que puede esperar, vos sabes que no puede.

Nos resulta más cómodo hablar acerca de la pasión que acerca de la urgencia, pero es la urgencia la que pone fechas límite a nuestras pasiones. La pasión se trata de lo que nos aviva; la urgencia se trata de cuánto importa en este momento. Las cosas más importantes en la vida raras veces llegan con urgencia. Puede parecer que va contra la intuición, pero las cosas más importantes en la vida son empujadas con mucha facilidad a un segundo plano. Lo urgente es en raras ocasiones lo más importante; pero lo más importante debe ser siempre lo más urgente. Las cosas más importantes en la vida requieren que aportes tu propia urgencia. La pasión es el combustible que produce urgencia, la determinación hace ese combustible sea controlado y nunca falte, para llegar a destino.

“Nuestro mundo interior informa y forma a nuestro mundo exterior” Nuestra vida interior proporciona el material con el cual vivimos nuestra vida.

Determinación: es la acción de establecer algo que se hará en un tiempo señalado, es resolver ir por algo o para algo. Fortaleza mental para perseverar en los objetivos que perseguimos.

“Lo que el cielo determina, la tierra no lo elimina”

Nuestro ejemplo el Señor Jesús:

Lamentaciones 2:17 “Jehová ha hecho lo que tenía determinado; ha cumplido su palabra, la cual él había mandado desde tiempo antiguo”.

El desafío para nosotros:

Job 22:28 “Determinarás así mismo una cosa y esta te será firme, y sobre tus caminos resplandecerá luz”

1. A Soñar y después crear:

Salmo 126:1 Cuando Jehová hiciere volver la cautividad de Sion, seremos como los que sueñan”

Si dejaste de soñar, vuelve a soñar… si nunca soñaste, empieza a soñar.

Alguien dijo “despierta con determinación. Acuéstate con satisfacción”

“Debes tener determinación para mantener tu decisión a pesar de la situación”, cuando hablamos de soñar es fundamental saber esto, porque deberás mantenerte firme en ese camino de hacer realidad lo que era una fantasía en algún momento.

El movimiento que Jesús comenzó era un movimiento de soñadores y visionarios, y no de académicos y teólogos.

Empezaron cuando nadie les conocía, cuando nadie les creía… y hoy todos le conocen, y muchos le creen.

Las únicas ideas que realmente importan son las que llega a convertirse en realidades.

No hay prueba alguna de creatividad sin acción.

-La Biblia empieza con un sueño que Dios creo.

-Primero Dios te soñó, luego te creo! (Jeremías 1:5 “antes de formarte en el vientre, ya te había elegido”, como es posible conocer a alguien antes de que nazca, a menos que para Dios la relación comience mientras es solamente una idea en su mente? Vos al igual que Jeremías, fuiste un sueño en el corazón de Dios, una idea en la mente de Dios, una manifestación de Su imaginación.

El momento en que decides jugar a lo seguro, perdiste el partido. En lugar de huir de tus temores, apoyate en ellos, porque al otro lado de ellos está el futuro que anhelas.

En la Biblia no vas a encontrar una parte donde Dios se enoje porque alguien tiene demasiada fe, demasiada determinación, demasiada resolución. Si lo hizo con quienes no tenían estas características.

2. A Pensar y después actuar:

Jeremías 18:10 “Pero si hiciere o malo delante de mis ojos, no oyendo mi voz, me arrepentiré del bien que había determinado hacerle”, pensá si te conviene o no hacer contrarias a Su voluntad las cosas. Dios determino hacerte bien, pero cuando haces el mal eso aborta Su plan.

Esta es la dolorosa realidad: nos encontramos definidos por la mediocridad si no decidimos desafiar las posibilidades. Las posibilidades son que tú y yo caeremos en la mediocridad. Por eso se le llama el promedio. Es donde vivimos la mayoría de nosotros. Estar por encima del promedio exige una decisión. Requiere que desafiemos las posibilidades. Tú no tienes control de si has sido dotado con talento, inteligencia o atributos físicos por encima del promedio. Lo que puedes controlar es si escoges vivir tu vida definida y determinada por el status quo. Incluso cuando la ley de los promedios trabaja contra ti, aún puedes desafiar las posibilidades.

“Tenemos que hacer guerra contra la tentación a conformarnos. La mediocridad nos protege del riesgo del fracaso, y también nos separa de futuros de grandeza”.

3. A Orar y después avanzar (andar):

“No subestimes cuanto Dios pretende para tu vida!”

Debemos elevar el nivel…

…de nuestras normas de fe!

…de nuestro sacrificio!

…de nuestras expectativas sobre nosotros mismos.

Actuar sin orar es “normal”

Orar y no actuar “suele pasar”

Orar y actuar “te hace avanzar”

Tu comunión con Dios en privado te dará una unción para conquistar todo aquello que Dios te dijo que ibas a conquistar…

Nada se ha acabado… nada se termina hasta que Dios diga que se acabo!

1 Samuel 30:3-8 “Vino, pues, David con los suyos a la ciudad, y he aquí que estaba quemada, y sus mujeres y sus hijos e hijas habían sido llevados cautivos. Entonces David y la gente que con él estaba alzaron su voz y lloraron, hasta que les faltaron las fuerzas para llorar. Las dos mujeres de David, Ahinoam jezreelita y Abigail la que fue mujer de Nabal el de Carmel, también eran cautivas. Y David se angustió mucho, porque el pueblo hablaba de apedrearlo, pues todo el pueblo estaba en amargura de alma, cada uno por sus hijos y por sus hijas; mas David se fortaleció en Jehová su Dios. Y Dijo David al sacerdote Abiatar hijo de Ahimelec: Yo te ruego que me acerques el efod. Y Abiatar acercó el efod a David. Y David consultó a Jehová, diciendo: ¿Perseguiré a estos merodeadores? ¿Los podré alcanzar? Y él le dijo: Síguelos, porque ciertamente los alcanzarás, y de cierto librarás a los cautivos”.

 “Si te quejas de tu pasado… y le tienes miedo al futuro… vas a echar a perder tu presente”

Cuando vos estas en la presencia de Dios, aunque estés en un buen o mal momento… cuando vos salís de ahí, no solo salís consolado, sino salís fortalecido… pero no solo eso… vos salís de allí ungido… y lo que hace la unción en vos es habilitarte sobrenaturalmente para cumplir todo el propósito de Dios en tu vida!

Mientras todos lloraban David se fortalecía… lo que marca la diferencia no son los problemas que pases en la vida, sino como enfrentes a esos problemas.

David no se puso a pelear cuerpo a cuerpo con sus hombres. David se fortaleció en Jehova su Dios, y Dios peleo por el!

No reacciones ante las agresiones de otros… cuando peleamos peleamos… pero cuando oramos… Dios pelea por nosotros!

 Pasan cosas tremendas cuando en lugar de lamer tu herida, te fortaleces en la presencia de Dios

CONCLUSIÓN:

Es tiempo que te levantes en fe!

Hazte sordo a las voces que te hacen daño y abre tus oídos a la palabra de Dios!

Te hablo a vos en específico hoy… ten cuidado cuando todos a tu alrededor te dicen que no, siendo que Dios a vos ya te dijo que si! Por algo te puso a la cabeza.

 Job 23:10-13 “Mas él conoce mi camino; me probará, y saldré como oro. Mis pies han seguido sus pisadas; guardé su camino, y no me aparté. Del mandamiento de sus labios nunca me separé; guardé las palabras de su boca más que mi comida. Pero si él determina una cosa, ¿quién lo hará cambiar? Su alma deseó, e hizo”.

Tu futuro no tiene que ver contigo, tiene que ver con el Plan de Dios para tu vida.

Ojo porque viene lo tremendo

Job 23:14 “El, pues, acabará lo que ha determinado de mí; y muchas cosas como estas hay en el”.

Dios va a terminar la buena obra en ti, lo que determino se hará! Le guste al diablo o no, se hará! Le guste a tu competencia o no, se hará! Vas a llegar donde Dios dijo que llegarías! Vas a abrazar a quien Dios dijo que abraces!