FRUSTRADO

Lucas 13:6-9 NTV

Un dueño de jardín estaba decepcionado, frustrado, porque la higuera que había plantado no había producido ningún solo higo. Y por ello este hombre estaba frustrado. Me parece que el liderazgo, el ministerio y aun la vida misma muchas veces se parece a esta parábola.
Porque estoy seguro que muchos de ustedes tienen sueños, promesas de Dios, planes grandes, pero quizás estamos en Diciembre y no vemos resultado, no vemos el fruto de nuestro trabajo, hemos sembrado pero no hemos visto la cosecha, hemos orado pero aun no hemos visto la respuesta, gente que ha creído pero aun no ha visto el milagro.
Y muchas veces cuando uno hace todo esto y no ve los resultados, viene a su vida la frustración, la decepción. Y si no tenemos cuidado estos sentimientos tienen el potencial de limitar nuestros sueños, de desviarnos de nuestro llamado, de apartarnos del propósito de Dios.
El dueño de este jardín estaba tan frustrado porque su higuera no daba frutos que dijo “la vamos a cortar”. A este hombre el punto de su frustración había llegado a ese limite donde ya perdió la paciencia y dijo “vamos a terminar con el tema, y vamos a dar un corte al asunto”, felizmente la historia no termino ahí.

1. LA SITUACIÓN:
ESTE HOMBRE ESTABA FRUSTRADO PORQUE TRABAJO Y NO VIO FRUTOS (V6)
Dios nunca va a pedir algo en tu vida, si primero no sembró en ella una semilla. Dios nunca va pedir una cosecha grande en tu vida, si primero no sembró una semilla en ella, si primero no sembro dones, talentos grandes en tu vida. Vos tenes la capacidad de hacer cosas grandes para el Rey de Reyes y Señor de Señores.
Dios nunca te va a dar un sueño, si no te dio la capacidad de realizarlo.
Es por eso que la frustración que tenes, en el fondo de tu corazón es porque sabes que podes dar mas, podes rendir mas, podes alcanzar mas.
Vos sabes en el fondo de tu corazón que tenes potencial para mas.
Y cuando no vemos los resultados que queremos, empezamos a entrar en una zona de frustración y decepción, porque sabemos todo lo que Dios puso en nosotros.
Por eso me gustaría que veas desde hoy la frustración desde otra perspectiva.
Yo me siento frustrado cuando tengo los dones, el talento para emprender o hacer algo, pero todavía no veo ese resultado, y como consecuencia viene la frustración.
Pero ojo, la frustración nunca debe llevarte a rendirte. Porque se rinde aquel que sabe que no puede, que no es capaz, que no tiene lo que se requiere.
Pero vos no te vas a rendir, porque sabes que hay dones, talentos, promesas de Dios dentro de tu vida. Porque Dios puso todo lo que necesitas dentro tuyo.
Desde que yo entendí esto respecto a la frustración, muchas cosas en mi ministerio empezaron a cambiar en mi personalmente en los momentos donde no veo lo que quiero ver, o donde no tengo o no salen las cosas como espero deberían salir.

#El problema no estaba en el jardín, porque aca habla de una planta (la higuera) que no daba frutos, aparentemente todos los demás daban frutos, menos esta higuera, por eso no se quejo del jardín, sino de la higuera.
¿Qué quiero decirte?
El problema, no es la iglesia, el problema no es tu trabajo, no es tu esposa/o, no son tus hijos…
Si queres salir de la frustración, si queres vencerla… tenes que empezar a dejar de responsabilizar a otros por tu frustración! Porque así no podras salir del lugar donde estas!
#Este jardinero no echo la culpa a otros… el empezó a buscar y proponer soluciones. El no puso excusas, puso soluciones.
En la vida podes tener excusas o resultados, pero no los dos.
-Yo vi personas ir del fracaso al éxito. Pero nunca vi a alguien ir de las excusas al éxito.

2. LA REACCION:
UNA PERSONA MADURA DEJA DE TENER EXCUSAS Y TIENE CAMBIOS
Si tu cambias, todo cambia. Si tu no cambias, nada cambia.
Muchas veces queremos que el matrimonio cambia, la familia cambie, la iglesia cambie, el país cambie, pero nosotros no queremos cambiar. Nada cambia hasta que yo no cambie. Deja de dar excusas y culpar a los demás!
-En esta parábola el dueño dijo al jardinero que corte la higuera. Pero el jardinero le dijo “dale una nueva oportunidad”.
Hoy te recuerdo que a pesar de tus errores este año, a pesar de tus fracasos este año, de tus caras largas, indiferencias… Dios es un Dios de oportunidades.
-Dios te trajo este domingo para decirte “yo tengo una nueva oportunidad para vos”.

3. LA FORMA DE SALIR:
DE LA FRUSTRACION NO SE SALE HUYENDO, SE SALE PROPONIENDO (v8)
El jardinero pidió al dueño “dejala todavía este año”.
El dueño no quería saber nada porque no había visto fruto, no vio ningún solo higo de esta higuera. El sembró la semilla, la higuera creció, pero no había fruto/resultados. Y ahí frustrado dijo “córtenla”.
Pero el jardinero pidió un año más de tiempo, pidió una nueva oportunidad.
-Y me asombra que el jardinero fue a trabajar directamente a la raíz, no a las hojas, ni el tallo, a la raíz. Porque si yo limpio las hojas, pero la raíz esta enferma las hojas se van a volver a enfermar. Yo puedo limpiar el tallo, pero si la raíz esta enferma el tallo se va volver a enfermar.
Pero como este jardinero era inteligente, sabía que para sanar a esta higuera debía ir directo a la raíz. Así como Dios ha venido para sanar tu vida desde su raíz. Porque si la raíz es sana las hojas van a estar sanas, las ramas van a estar sanas, el tallo va a estar sano y tu vida volverá a dar frutos!
Dios esta tratando tu raíz, esta limpiando tu raíz, esta sanando tu raíz! Para que puedas volver a dar frutos! Y muchos frutos!
Deja que Dios te sane de raíz! Necesitas que Dios te sane de raíz! No algo superficial, no algo para las apariencias, sino desde tus tuétanos, desde lo mas íntimo y profundo!
Dios quiere sanar tus emociones, tus sentimientos, tu cuerpo, tu vida toda! Para que puedas volver a reverdecer! Que tu matrimonio vuelva a florecer, que tus hijos sean ramas fuertes y espléndidas.
Y que este ultimo mes del año reverdezcas, crezcas y des fruto al 100% x 1!

4. LA PROPUESTA DE DIOS:
PARA LLEGAR A LA RAIZ SE CAVA ALREDEDOR
Pasa que cuando cavas alrededor una higuera esta puede volver a tomar aire, oxígeno y así puede volver a crecer, puede volver a recuperar su potencial.
a) Por ello el jardinero debe romper la tierra primero, para que la higuera mas adelante vuelva a crecer y dar fruto.
Y muchas veces antes que Dios nos permita crecer para arriba, Dios tiene que cavar para adentro.
b) Remover la tierra, al removerla sacas la mala yerba (y no estoy hablando de tu suegra), estoy hablando de esas cosas que Dios debe sacar de tu vida. Dios te trata y quebranta, y permite que pases por momentos difíciles porque esta removiendo tu tierra, y queriendo quitar esas malas actitudes, esas malas motivaciones, esas malas amistades (las malas amistades corrompen el buen carácter) tus amistades no son neutrales, porque ellas influyen en tu vida!
El jardinero removiendo la tierra quitaba la mala yerba, a veces Dios permite que sea removida nuestra tierra para quitar cosas que no nos bendicen.
c) Abonar la higuera. El abono ¿Cuántos conocen? El abono es feo, huele feo, y no lo probe nunca pero sabe feo (¿alguien puede dar testimonio sobre esto?).
El abono representa los golpes en la vida. Porque los golpes de la vida se ven feos, tienen saberes desagradables, huelen mal. No nos gustan para nada!
Pero es interesante saber que sin esas pruebas, esos golpes, sin ese abono la higuera no daría fruto.
Y muchos de nosotros no queremos que Dios abone nuestras vidas. Porque se ve feo, huele feo…
Pero déjame decirte que el fracaso no es lo opuesto al éxito, es parte del éxito.
Es hora de aprender a lidiar con los golpes de la vida. Es hora de darnos cuenta que esos momentos que no se ven bien, que no huelen bien, que no son ricos, son necesarios en muchos casos para poder crecer.
¿Cuántos de ustedes quieren volver a dar fruto? ¿Cuántos están desesperados por reverdecer, tener sus mejores días y momentos? Permite que Dios abone tu vida!

MINSTRAR:
Muchos dicen el dueño del jardín es Dios, y el jardinero es Jesus
Otros dicen que Jesus es el dueño del jardín y nosotros los jardineros.
¿Qué tal si el dueño del jardín es la ley? Y la ley dice que si la higuera no da fruto hay que cortarla.
¿Qué tal si el jardinero representa la gracia? Y dice “un momento, se que merece ser cortada, pero por favor te pido, dale una nueva oportunidad… no dio fruto, pero dale otra oportunidad, no creció, pero dale una nueva oportunidad… ha caído, pero dale una nueva oportunidad”.

Nose todo lo que pasaste este año, nose por todo lo que haz vivido este año… Pero quizá para vos como para mi este esta siendo el año más duro de tu vida.
Año de lagrimas, de dolor, de sufrimiento… pero hoy te digo la única razón por la que estoy predicándote hoy es porque Dios en mas de un momento dijo “denle otra oportunidad”.
Cuando el cielo empieza algo, el infierno no lo puede terminar.
Dale una nueva oportunidad a tu familia, a tu matrimonio, a tu ministerio, a tu trabajo!
Jesús dice “va volver a crecer, va volver a fructificar…”

Quiza alguien dijo sobre tu vida, matrimonio, emprendimientos “Cortenlo!” “Hay que cortarlo!”
Hoy quiero decirte de parte de Dios, que El quiere darte una nueva oportunidad! Pero necesita tratarte desde la raíz!

La frustración viene en aquel que sabe que puede, que tiene el potencial, los talentos
La frustración nunca viene en aquel que no puede, porque sabe que no puede.
Pero si vos estas frustrado por algo, es porque en el fondo sabes que podes ¿verdad?
Si hoy recibis esta palabra es porque Dios desde los cielos esta dando la orden de que no te corten!
“No le corten!”
Te invito a cerrar tus ojos,
Para que el Espiritu Santo haga lo que yo no puedo hacer
Para que el Espiritu Santo toque lo que yo no puedo tocar
Para que el Espiritu Santo llegue donde yo no puedo llegar

Todos pasamos por ese valle de frustración, decepción… esos tiempos áridos, secos, donde no vemos frutos. Gente que pensó en cortarse, no hizo falta que otros digan eso de vos. (culpabilidad, decepción, condenación) Por eso debes permitir que Jesús llegue a tu vida ahora. En el jardín de la gracia aún los árboles caídos vuelven a dar frutos.