NO SEAS UN CUALQUIERA

(Daniel 6:3) “Pero Daniel mismo era superior a estos sátrapas y gobernadores, porque había en el un espíritu superior; y el rey pensó en ponerlo sobre todo el reino.”

“Vos podes ser como cualquiera, pero no cualquiera puede ser como vos”

Podes ser como cualquiera que cede ante las tentaciones que se presentan, te pongo un ejemplo, podes ser como cualquiera de los demás esposos que son infieles a sus esposas o viceversa, pero no cualquiera puede tener la valentía y ser fiel eludiendo aún las tentaciones más complicadas. Podes ser como cualquiera que los domingos aparenta ser un gran siervo o hijo de Dios, pero que durante el resto de los días no se comporta mínimamente como eso. Pero no cualquiera puede ser en la intimidad lo que es en público. Y esto podemos llevarlo a todas las áreas de nuestra vida.

¿Son un muchacho o chica fácil?

No te ofendas, me refiero al sentido de ser fácil para ceder ante las tentaciones que se presentan, por lo que van a decir u opinar los demás sos capaz de ignorar completamente los principios de Dios que habías decidido seguir, bueno si queres ofenderte hacelo, pero quien también se ofenderá contigo si no dejas de ser una persona fácil que cae ante todas las tentaciones que se te presentan es Dios.

¿Qué te falta para poder ser una persona fuerte?

En el texto bíblico de hoy menciona que Daniel tenía un espíritu superior, y es exactamente ese espíritu el que vos y yo necesitamos hoy mismo. Por ello será fundamental que en los próximos segundos te vuelvas por completo sincero y puedas rogar e implorar a Dios que Su espíritu llene por completo tu vida, es lo que estas necesitando.

Marquemos la diferencia para el bien, subamos el estándar de las cosas, no hagamos las cosas “como todos lo hacen”, hagamos algo más, hagamos mejor, con mayor dedicación!