PALABRAS NO MENCIONADAS EN LA BIBLIA

¿Sabían ustedes que las palabras “crisis” y “problema” no están escritas en la Biblia? ¿Por qué será?

Si la gente está en crisis y tiene problemas, ¿Por qué Dios no menciona eso?
Porque Dios no menciona lo que la gente tiene o dice, sino lo que El tiene y dice, y si hay algo que Dios no tiene para mandarnos son crisis y problemas, sino promesas y bendiciones.
Pero ahí viene el tema: la gente gran parte de su vida está en crisis o con crisis, y constantemente estamos en o con problemas.
Crisis: Situación grave y decisiva que pone en peligro el desarrollo de un asunto o un proceso. Situación difícil de una persona o una cosa.
Problema: Cuestión discutible que hay que resolver o a la que se busca una explicación. Duda, disgusto, preocupación.
La Biblia es el manual que el Señor nos dejo, muchos se preguntan ¿para que? Uno puede mirar 2 Timoteo 3:16-17 “toda la escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”.
El nos dejo en claro como son las cosas, que debemos hacer y que pasará. De inicio a fin nos encontramos con esas cosas en Su palabra.
Y quiero compartir hoy con usted un ejemplo, de algo que pasa con quienes practican la palabra, y mostrar también lo que pasa con quienes no lo hacen.
Salmo 50:14-15; “Sacrifica a Dios alabanza, y paga tus votos al Altísimo; e invócame en el día de la angustia; te libraré, y tú me honrarás. El que sacrifica alabanza me honrará; y al que ordenare su camino, le mostraré la salvación de Dios”.
¿Qué quiere Dios que hagamos?
1. Sacrifica alabanza: dar gracias, dar gloría a su nombre, reconocer quién es El. Esto es un sacrificio.
2. Paga tus votos: Fíjense Eclesiastés 5:4-5 “Cuando a Dios haces promesa, no tardes en cumplirla; porque él no se complace en los insensatos. Cumple lo que prometes. Mejor es que no prometas, y no que prometas y no cumplas”.
¿Qué pasa entonces?
1. Invocame y te libraré
2. Me honrarás ¿te imaginás ser motivo de honra?
3. Ordena tu camino y Dios te muestra como su camino
¿Qué nos mete en Problemas?
Salmo 50:16-22 “Pero al malo dijo Dios: ¿Qué tienes tú que hablar de mis leyes, y que tomar mi pacto en tu boca? Pues tú aborreces la corrección, y echas a tu espalda mis palabras. Si veías al ladrón, tú corrías con él, y con los adúlteros era tu parte. Tu boca metías en mal, y tu lengua componía engaño. Tomas asiento, y hablabas contra tu hermano; contra el hijo de tu madre ponías infamia. Estas cosas hiciste, y yo he callado; pensabas que de cierto sería yo como tu; pero te reprenderé, y las pondré delante de tus ojos. Entended ahora esto, los que os olvidáis de Dios, no sea que os despedace, y no haya quien os libere”.
1. Hablar (v16,19): Santiago 3:6 “Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno”.
No hables mal de Dios, no hables mal de los hijos de Dios. (v19) metemos la pata a veces con lo que decimos, pero que fuerte que diga “tu lengua componía engaño”, no seamos de ese grupo.
2. Rechazar corrección (v17): Proverbios 3:12 “El Señor corrige al que ama como lo hace el padre con su hijo amado”. Corregir es rectificar lo que no va por el camino correcto. Y al no ir por el camino correcto tu matrimonio entra en crisis y en problemas, tu familia, tus finanzas. Esto incluso es lógico. La Biblia hasta agrega más “y echas a tu espalda mis palabras”.
3. Malas Compañias/Alianzas (v18): ¿Por qué es tan fácil juntarnos con gente incorrecta? No te juntes con esas personas. “dime con quien andas…”
(v20) Cuida lo que haces al sentarte.
(v22) Es una advertencia de Dios. Los que se olvidaron, es hora de recordarnos.