VAMOS ADELANTE

(1 Reyes 19:7) “Y volviendo el ángel de Jehová la segunda vez, lo tocó, diciendo: Levántate y come, porque largo camino te resta”.

“Que tus recuerdos no sean mejores que tus sueños.”

A veces escuchamos a personas que al parecer solo tienen cosas de antes que contar (me parece perfecto que tengan experiencias, enseñanzas y logros de tiempo pasado que inculcar), Me entristece que hayan personas con vida, pero solo viven del pasado, es como que todo quedó ahí, ya pasaron años en algunos casos, pero sus conversaciones apuntan todas atrás, por ende su corazón seguramente quedó anclado allí.

¿Qué hay del futuro?

Quizá en este preciso instante te de miedo pensar en las próximas horas o en los días que están por delante, pero creyendo en Dios puedo afirmar que al andar con Él por delante están nuestros mejores días, lo que hicimos hasta hoy no es nada comparado a lo que haremos, lo que logramos hasta hoy no es nada comparado a lo que lograremos más adelante.

¿Quién dijo que tu futuro no será mejor que tu presente?

Seguramente fuiste vos quien concluyó eso. O tal vez alguien que soltó esas palabras. Sería bueno hoy tomes las palabras que el ángel de Jehová dijo a Elías y las hagas tuyas, y digas “debo levantarme (ya no seguir deprimido, sin hacer nada, desanimado), porque aún hay muchas cosas que haré”.

Vamos por más! Si Dios nos da vida es porque aún hay cosas que están a nuestra alcance y están por delante, vamos por ellas! Tus mejores días están por venir.